6 de mayo de 2012

Investigadores de Disney quieren añadir funciones táctiles a todo tipo de objetos








Seguramente más de uno se sorprenderá al saber que Disney tiene su propio departamento de I+D. Establecido tras la adquisición de Pixar, Disney Research ha estado trabajando con la ayuda de varias universidades en múltiples proyectos no necesariamente relacionados con el mundo del cine, y de hecho, el último de ellos podría tener aplicaciones domésticas, personales e industriales de todo tipo.

Su proyecto Touché, desarrollado en colaboración con los cerebritos de la 
Universidad Carnegie Mellon, trata de añadir funciones táctiles a todo tipo de objetos cotidianos mediante acoplamiento capacitivo, de forma que sería posible añadir nuevas funciones a algo tan mundano como una simple puerta.


Monitorizando las señales eléctricas en un objeto y contrastándolas con una base de datos, el pomo de una puerta podría saber si ha sido cerrada con toda la mano, con uno o con dos dedos, para así indicar a las personas de una oficina si te has marchado ya a casa, si vuelves en cinco minutos o si te encuentras hablando por teléfono. Del mismo modo, sería posible que al tumbarte en el sofá el sistema domótico de tu casa atenuara las luces, o incluso añadir funciones multitáctiles a una muñequera Bluetooth para controlar tu reproductor de música mediante gestos sin necesidad de calcomanías hápticas.

Por ahora Touché solo existe como prototipo con propósito demostrativo, pero según sus creadores, el sistema es capaz de reconocer gestos con una precisión de casi el 100%





Más información en arstechnica
Escrito por Angel Garcia en







Seguramente más de uno se sorprenderá al saber que Disney tiene su propio departamento de I+D. Establecido tras la adquisición de Pixar, Disney Research ha estado trabajando con la ayuda de varias universidades en múltiples proyectos no necesariamente relacionados con el mundo del cine, y de hecho, el último de ellos podría tener aplicaciones domésticas, personales e industriales de todo tipo.

Su proyecto Touché, desarrollado en colaboración con los cerebritos de la 
Universidad Carnegie Mellon, trata de añadir funciones táctiles a todo tipo de objetos cotidianos mediante acoplamiento capacitivo, de forma que sería posible añadir nuevas funciones a algo tan mundano como una simple puerta.


Monitorizando las señales eléctricas en un objeto y contrastándolas con una base de datos, el pomo de una puerta podría saber si ha sido cerrada con toda la mano, con uno o con dos dedos, para así indicar a las personas de una oficina si te has marchado ya a casa, si vuelves en cinco minutos o si te encuentras hablando por teléfono. Del mismo modo, sería posible que al tumbarte en el sofá el sistema domótico de tu casa atenuara las luces, o incluso añadir funciones multitáctiles a una muñequera Bluetooth para controlar tu reproductor de música mediante gestos sin necesidad de calcomanías hápticas.

Por ahora Touché solo existe como prototipo con propósito demostrativo, pero según sus creadores, el sistema es capaz de reconocer gestos con una precisión de casi el 100%





Más información en arstechnica

0 comentarios: