29 de mayo de 2012

Un Kinect convierte una pared en una pantalla táctil gigante

























¿Qué se necesita para tener una pantalla táctil gigante? Un PC, un Kinect, un proyector y una superficie para proyectar(como un tablero, un lienzo o un muro). Esa es la propuesta de übi, una ‘startup’ alemana apoyada por Microsoft cuyo producto convierte cualquier pared en un ‘touchscreen’.


La promesa suena tan tentadora como difícil de cumplir. Tentadora porque, de ser cierto, ofrecería una solución barata y versátil; y difícil de cumplir porque conseguir una implementación transparente y usable puede ser una tarea titánica. Pero, según Wired UK, su funcionamiento no deja dudas. La respuesta es excelente, hay solo medio segundo de retraso entre realizar el gesto y que la acción suceda en la pantalla”, escribió la revista.

El montaje consiste en un computador con el software instalado y conectado a un Kinect y un proyector. El usuario se ubica frente a la superficie que muestra la proyección, y todo fluye naturalmente. Los gestos son fáciles e intuitivos, pues están basados en la API de Kinect para Windows y son los mismos de Windows Touch.

Como cuenta Anup Chathoth, uno de los tres creadores del software:

“queríamos comenzar con una experiencia que todo el mundo conozca, pero podemos abrir el API para gestos 3D. El [programa] sabe exactamente qué tan lejos está tu dedo de la superficie -cuando lo tocas, es un clic; cuando no lo tocas, se mueve el cursor”.





Por ahora, la ‘startup’ quiere concentrar su desarrollo en el mercado corporativo, la educación y la publicidad; por lo que -lamentablemente- sus creadores descartan que su creación llegue pronto a las estanterías. Cada licencia del software costaría alrededor de 500 dólares.

Escrito por Angel Garcia en
























¿Qué se necesita para tener una pantalla táctil gigante? Un PC, un Kinect, un proyector y una superficie para proyectar(como un tablero, un lienzo o un muro). Esa es la propuesta de übi, una ‘startup’ alemana apoyada por Microsoft cuyo producto convierte cualquier pared en un ‘touchscreen’.


La promesa suena tan tentadora como difícil de cumplir. Tentadora porque, de ser cierto, ofrecería una solución barata y versátil; y difícil de cumplir porque conseguir una implementación transparente y usable puede ser una tarea titánica. Pero, según Wired UK, su funcionamiento no deja dudas. La respuesta es excelente, hay solo medio segundo de retraso entre realizar el gesto y que la acción suceda en la pantalla”, escribió la revista.

El montaje consiste en un computador con el software instalado y conectado a un Kinect y un proyector. El usuario se ubica frente a la superficie que muestra la proyección, y todo fluye naturalmente. Los gestos son fáciles e intuitivos, pues están basados en la API de Kinect para Windows y son los mismos de Windows Touch.

Como cuenta Anup Chathoth, uno de los tres creadores del software:

“queríamos comenzar con una experiencia que todo el mundo conozca, pero podemos abrir el API para gestos 3D. El [programa] sabe exactamente qué tan lejos está tu dedo de la superficie -cuando lo tocas, es un clic; cuando no lo tocas, se mueve el cursor”.





Por ahora, la ‘startup’ quiere concentrar su desarrollo en el mercado corporativo, la educación y la publicidad; por lo que -lamentablemente- sus creadores descartan que su creación llegue pronto a las estanterías. Cada licencia del software costaría alrededor de 500 dólares.

0 comentarios: