28 de mayo de 2012

NHK desarrolla una videocámara capaz de mover 4.000 millones de píxeles por segundo




















La compañía nipona NHK lleva bastante adelanto en las técnicas para implementar las resoluciones “Post FullHD” que llegarán a todos los hogares en los próximos años — quizás 10, quizás 15… — el formato Super Hi-Vision es su arma de ataque principal y en ella están volcando todos sus esfuerzos, como demuestra la última cámara que han desarrollado. Esta videocámara que utiliza el sensor del que hablamos en febrero, capaz de capturar vídeo con una resolución de 33 Megapíxeles puede alcanzar una velocidad de grabación de 120 fotogramas por segundo, óptima según los expertos para los grandes paneles a los que está orientada esta tecnología.

La cámara de NHK por lo tanto tiene que realizar 120 “instantáneas” de resolución 7580 x 4320 píxeles, lo que hace que mueva la friolera de 4.000 millones de píxeles cada segundo de grabación, una auténtica barbaridad que no sería soportada por otros equipos, principalmente debido al peso de dicha información, que debe moverse muy rápidamente desde el sensor hasta las múltiples unidades de almacenamiento. La adopción del estándar de 120 cuadros por segundo por parte de NHK se debe a las crecientes preocupaciones sobre la nitidez de la imagen, específicamente con respecto a los objetos en movimiento, que podrían resultar demasiado borrosos en grandes pantallas cuando se graban a esas resoluciones con la más tradicional velocidad de 60 fotogramas por segundo. Con el gran aumento en el framerate se aseguran que las imágenes siempre se mantengan los suficientemente nítidas y detalladas sin importar que un “panning” sea muy agresivo.

La necesidad de duplicar la velocidad de grabación ha provocado que los investigadores de la firma japonesa hayan tenido que esmerarse en la creación de este impresionante prototipo que será el primer paso hacia esa era de retransmisiones Super Hi-Vision con la que Japón — y el resto del mundo — sueña, adaptando los equipos para soportar elbitrate de hasta 51.2 Gigabits-por-segundo que la grabación de 33 Megapíxeles a 120 fps requiere. Para ello se ha rediseñado el conversor “analógico-digital” que debe procesar los datos a partir de los píxeles capturados, con un motor de salida de alta velocidad que distribuye la señal digital resultante en 96 canales paralelos. Lo que resulta quizás igual de impresionante es que el sensor CMOS de la cámara funciona utilizando una menor cantidad de energía en comparación con otros equipos UHDTV convencionales. Los investigadores de NHK encargados del proyecto están trabajando ahora en mejorar la sensibilidad de captación de luz de su sensor Super Hi-Vision.


Escrito por Angel Garcia en



















La compañía nipona NHK lleva bastante adelanto en las técnicas para implementar las resoluciones “Post FullHD” que llegarán a todos los hogares en los próximos años — quizás 10, quizás 15… — el formato Super Hi-Vision es su arma de ataque principal y en ella están volcando todos sus esfuerzos, como demuestra la última cámara que han desarrollado. Esta videocámara que utiliza el sensor del que hablamos en febrero, capaz de capturar vídeo con una resolución de 33 Megapíxeles puede alcanzar una velocidad de grabación de 120 fotogramas por segundo, óptima según los expertos para los grandes paneles a los que está orientada esta tecnología.

La cámara de NHK por lo tanto tiene que realizar 120 “instantáneas” de resolución 7580 x 4320 píxeles, lo que hace que mueva la friolera de 4.000 millones de píxeles cada segundo de grabación, una auténtica barbaridad que no sería soportada por otros equipos, principalmente debido al peso de dicha información, que debe moverse muy rápidamente desde el sensor hasta las múltiples unidades de almacenamiento. La adopción del estándar de 120 cuadros por segundo por parte de NHK se debe a las crecientes preocupaciones sobre la nitidez de la imagen, específicamente con respecto a los objetos en movimiento, que podrían resultar demasiado borrosos en grandes pantallas cuando se graban a esas resoluciones con la más tradicional velocidad de 60 fotogramas por segundo. Con el gran aumento en el framerate se aseguran que las imágenes siempre se mantengan los suficientemente nítidas y detalladas sin importar que un “panning” sea muy agresivo.

La necesidad de duplicar la velocidad de grabación ha provocado que los investigadores de la firma japonesa hayan tenido que esmerarse en la creación de este impresionante prototipo que será el primer paso hacia esa era de retransmisiones Super Hi-Vision con la que Japón — y el resto del mundo — sueña, adaptando los equipos para soportar elbitrate de hasta 51.2 Gigabits-por-segundo que la grabación de 33 Megapíxeles a 120 fps requiere. Para ello se ha rediseñado el conversor “analógico-digital” que debe procesar los datos a partir de los píxeles capturados, con un motor de salida de alta velocidad que distribuye la señal digital resultante en 96 canales paralelos. Lo que resulta quizás igual de impresionante es que el sensor CMOS de la cámara funciona utilizando una menor cantidad de energía en comparación con otros equipos UHDTV convencionales. Los investigadores de NHK encargados del proyecto están trabajando ahora en mejorar la sensibilidad de captación de luz de su sensor Super Hi-Vision.


0 comentarios: