14 de mayo de 2012

Microsoft financia un software que pretende erradicar la piratería en Bit Torrent














La industria del entretenimiento podría tener entre sus manos y con la ayuda de Microsoft un software con el que luchar contra la mal llamada piratería en BitTorrent. La compañía Pirate Pay ha desarrollado un sistema que realiza un seguimiento y es capaz de cerrar las obras con copyright en BitTorrent.

Y es que a nadie se le escapa que tanto Hollywood, como los grandes sellos discográficos y gigantes del software buscan nuevas soluciones ante lo que ven como la gran amenaza a su negocio. Pirate Pay, empresa con sede en Rusia y financiada por Microsoft, utiliza una tecnología que permite atacar directamente archivos compartidos en BitTorrent imposibilitando su uso.

Una idea surgió hace tres años cuando los desarrolladores construían una solución de gestión de tráfico para proveedores de Internet. La tecnología funcionó perfectamente siendo capaz de detener el tráfico P2P, lo que hizo que sus creadores lo promocionaran como una herramienta efectiva antipiratería.
En palabras del CEO de Pirate Pay, Andrei Klimenko:
Después de crear el prototipo, nos dimos cuenta que podíamos evitar los archivos que se descargan, lo que significa que el programa tuvo un gran comienzo en la lucha contra la propagación de contenidos pirateados.

Con la idea en mente de comercializarlo, la compañía continuó desarrollando el producto hasta que encontró un inversor en el 2011. Microsoft aportó 100.000 dólares elogiando la idea y explicando que la compañía la implementaría en el futuro.

A finales del 2011 Walt Disney y Sony Pictures fueron los primeros “gigantes” en contratar los servicios de Pirate Pay consiguiendo durante el mes que contrataron la tecnología que bajaran el número de copias “piratas” descargadas.

¿Y cómo funciona exactamente? Aunque la compañía no ofrece información exacta parece que se trata de inundar el cliente de información falsa haciendose pasar por peers legítimos. Según Klimenko:
Hemos utilizado una serie de servidores para establecer una conexión con todos y cada uno de los clientes P2P que distribuyen una película. A continuación, Pirata Pay envía tráfico específico para confundir a los clientes acerca de las verdaderas direcciones IP de otros clientes y hacer que se desconecten el uno del otro.

Según apuntan en TorrenFreak, la tecnología podría tener unas tarifas que oscilan entre los 12.000 y 50.000 dólares dependiendo del alcance del proyecto.
Un nuevo esfuerzo de la industria del entretenimiento que está por ver si realmente es efectiva. Resultaría tremendamente caro, complicado y casi imposible, realizar un seguimiento de todas las descargas “ilegales” que se producen a través de BitTorrent. Quizá invertir en innovación y nuevas fórmulas de oferta al público resultaría más efectivo y menos costoso.





Escrito por Angel Garcia en













La industria del entretenimiento podría tener entre sus manos y con la ayuda de Microsoft un software con el que luchar contra la mal llamada piratería en BitTorrent. La compañía Pirate Pay ha desarrollado un sistema que realiza un seguimiento y es capaz de cerrar las obras con copyright en BitTorrent.

Y es que a nadie se le escapa que tanto Hollywood, como los grandes sellos discográficos y gigantes del software buscan nuevas soluciones ante lo que ven como la gran amenaza a su negocio. Pirate Pay, empresa con sede en Rusia y financiada por Microsoft, utiliza una tecnología que permite atacar directamente archivos compartidos en BitTorrent imposibilitando su uso.

Una idea surgió hace tres años cuando los desarrolladores construían una solución de gestión de tráfico para proveedores de Internet. La tecnología funcionó perfectamente siendo capaz de detener el tráfico P2P, lo que hizo que sus creadores lo promocionaran como una herramienta efectiva antipiratería.
En palabras del CEO de Pirate Pay, Andrei Klimenko:
Después de crear el prototipo, nos dimos cuenta que podíamos evitar los archivos que se descargan, lo que significa que el programa tuvo un gran comienzo en la lucha contra la propagación de contenidos pirateados.

Con la idea en mente de comercializarlo, la compañía continuó desarrollando el producto hasta que encontró un inversor en el 2011. Microsoft aportó 100.000 dólares elogiando la idea y explicando que la compañía la implementaría en el futuro.

A finales del 2011 Walt Disney y Sony Pictures fueron los primeros “gigantes” en contratar los servicios de Pirate Pay consiguiendo durante el mes que contrataron la tecnología que bajaran el número de copias “piratas” descargadas.

¿Y cómo funciona exactamente? Aunque la compañía no ofrece información exacta parece que se trata de inundar el cliente de información falsa haciendose pasar por peers legítimos. Según Klimenko:
Hemos utilizado una serie de servidores para establecer una conexión con todos y cada uno de los clientes P2P que distribuyen una película. A continuación, Pirata Pay envía tráfico específico para confundir a los clientes acerca de las verdaderas direcciones IP de otros clientes y hacer que se desconecten el uno del otro.

Según apuntan en TorrenFreak, la tecnología podría tener unas tarifas que oscilan entre los 12.000 y 50.000 dólares dependiendo del alcance del proyecto.
Un nuevo esfuerzo de la industria del entretenimiento que está por ver si realmente es efectiva. Resultaría tremendamente caro, complicado y casi imposible, realizar un seguimiento de todas las descargas “ilegales” que se producen a través de BitTorrent. Quizá invertir en innovación y nuevas fórmulas de oferta al público resultaría más efectivo y menos costoso.





0 comentarios: