25 de abril de 2012

AMD filtra tests gráficos de las APU Trinity


La espera por la nueva serie Trinity de AMD se está haciendo demasiado larga, y Ivy Bridge podría abrir más hueco del esperado entre las unidades de consumo reducido al no existir todavía una fecha oficial prevista para las nuevas APU de AMD. Para “aliviar” un poco la tensión, AMD ha filtrado “involuntariamente” nueva información concerniente a esta nueva generación de unidades aceleradas basadas en los núcleos Piledriver.

Como sabemos, la nueva generación de procesadores de la plataforma AMD Vision vendrá con un extra de potencia en el apartado gráfico gracias al uso de las nuevas GPU Radeon de serie HD 7000, y por los resultados del test gráfico 3DMark publicados hoy en algunos “folletos” para la cadena retail que no deberían haber salido a la luz, indican que la mejora es sustancial. Las imágenes muestran un poco de lo que será la APU AMD A10-4600M orientada a ordenadores portátiles, con un módulo quad-core a 2.3Ghz con 4MB de caché L2 como CPU, con un TDP de 35W — lo que significa que está destinada a equipos de alto rendimiento, y no a los esperados Ultrathin — con un modo Turbo Core capaz de llevarlo hasta los 3Ghz en caso de necesitarlo. En cuanto a la GPU, esta unidad incorporará un chip gráfico Radeon HD 7660G con 384 “núcleos Radeon” funcionando a una frecuencia de 685Mhz, que puede ser emparejada en CrossFire híbrido con una modesta Radeon HD 7670M para equipos portátiles, que ayudará a mejorar más si cabe el rendimiento gráfico.

Los resultados colocan al combo de APU A10 y Radeon HD 7670M en un puesto muy avanzado con 2083 puntos, justo por detrás de los nuevos portátiles MSI GT70 que integran GPU NVIDIA GeForce GTX 670M, lo que demuestra la capacidad gráfica del binomio Trinity + Radeon HD 7670M, unidad de rendimiento moderado que por sí sóla no llegaría muy lejos. Para mayor sorpresa, funcionando de manera autónoma, la APU de AMD es capaz de alcanzar 1135 puntos en 3DMark11, situándose por delante de otra de las unidades móviles dedicadas de NVIDIA, la GeForce GT 540M, que consigue 991 puntos.
Las pruebas publicadas por AMD están únicamente enfocadas en el aspecto gráfico de la plataforma Trinity, aunque también se espera que la nueva microarquitectura Piledriver lleve a estas unidades todo-en-uno a un rendimiento notablemente superior al de los modelos Llano.
 Puedes obtener más información en TomsHardware

Escrito por Angel Garcia en

La espera por la nueva serie Trinity de AMD se está haciendo demasiado larga, y Ivy Bridge podría abrir más hueco del esperado entre las unidades de consumo reducido al no existir todavía una fecha oficial prevista para las nuevas APU de AMD. Para “aliviar” un poco la tensión, AMD ha filtrado “involuntariamente” nueva información concerniente a esta nueva generación de unidades aceleradas basadas en los núcleos Piledriver.

Como sabemos, la nueva generación de procesadores de la plataforma AMD Vision vendrá con un extra de potencia en el apartado gráfico gracias al uso de las nuevas GPU Radeon de serie HD 7000, y por los resultados del test gráfico 3DMark publicados hoy en algunos “folletos” para la cadena retail que no deberían haber salido a la luz, indican que la mejora es sustancial. Las imágenes muestran un poco de lo que será la APU AMD A10-4600M orientada a ordenadores portátiles, con un módulo quad-core a 2.3Ghz con 4MB de caché L2 como CPU, con un TDP de 35W — lo que significa que está destinada a equipos de alto rendimiento, y no a los esperados Ultrathin — con un modo Turbo Core capaz de llevarlo hasta los 3Ghz en caso de necesitarlo. En cuanto a la GPU, esta unidad incorporará un chip gráfico Radeon HD 7660G con 384 “núcleos Radeon” funcionando a una frecuencia de 685Mhz, que puede ser emparejada en CrossFire híbrido con una modesta Radeon HD 7670M para equipos portátiles, que ayudará a mejorar más si cabe el rendimiento gráfico.

Los resultados colocan al combo de APU A10 y Radeon HD 7670M en un puesto muy avanzado con 2083 puntos, justo por detrás de los nuevos portátiles MSI GT70 que integran GPU NVIDIA GeForce GTX 670M, lo que demuestra la capacidad gráfica del binomio Trinity + Radeon HD 7670M, unidad de rendimiento moderado que por sí sóla no llegaría muy lejos. Para mayor sorpresa, funcionando de manera autónoma, la APU de AMD es capaz de alcanzar 1135 puntos en 3DMark11, situándose por delante de otra de las unidades móviles dedicadas de NVIDIA, la GeForce GT 540M, que consigue 991 puntos.
Las pruebas publicadas por AMD están únicamente enfocadas en el aspecto gráfico de la plataforma Trinity, aunque también se espera que la nueva microarquitectura Piledriver lleve a estas unidades todo-en-uno a un rendimiento notablemente superior al de los modelos Llano.
 Puedes obtener más información en TomsHardware

0 comentarios: